Checkout

Cuatro estaciones de amor para una primavera perdida

La primavera perdida es la imagen que le sirve a Manuel Melado para intentar lo imposible: le recuperación del tiempo que fluye como el río de Jorge Manrique. Los poetas son así. Se empeñan en hilvanar versos que les sirvan para volver a ser lo que tal vez nunca fuimos. De camino, que como en el verso de Machado se hace al andar, nos meten en la inútil aventura y nos dejan los ojos teñidos de nostalgia o de melancolía. Las estaciones de Melado recorren los raíles del almanaque. El poeta va hundiendo su palabra en el tiempo para rescatar aquellas emociones que no se perdieron para siempre. De ahí el erotismo adolescente que late en unos versos becquerianos en el fondo y en la forma, en el ritmo y en la rima. Poeta que se formó a sí mismo, que ha puesto el oído en la leve música becqueriana. Rimas asonantes sugieren los temas en vez de remarcarlos. Y de vez en cuando aparecen versos blancos para reflexionar sobre los temas que afectan al hombre que empuña la pluma. Dos moldes para dos formas de entender el poema. Francisco Robles

En el Salón de París, los nuevos escritores argentinos deslumbran a los franceses
En esta feria del libro se nota la tendencia por descubrir las letras jóvenes, como el caso de Selva Almada, que acaba de editarse en ese paísPARÍS.- Cuando el miércoles pasó por la torre Eiffel, ni bien llegada a esta ciudad, "fue como wow". Selva Almada, (Entre Ríos, 1973) nunca había estado en París, ni tampoco en Europa. Pero sus estudios ... lunes, 24 de marzo de 2014

Editorial: Editorial Electronica Andaluza


ISBN: 9788493940041
Idioma: Español
Formato: EPUB
Protección: Adobe DRM
Restricciones: Imprimir: Prohibido / Copiar y Pegar: Prohibido / Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
Nadie ha comentado aún.
Podés ser el primero en dejar tu comentario haciendo click aquí.
Novedades
MIS ÚLTIMOS VISITADOS