Checkout

Yanomamis "Hijos de la Luna"

Leer esta segunda expedición nos lleva a un Amazonas más profundo, a un David sin tempestades, a la etnia más recóndita, a sus yanomamis queridos.Leer Yanomamis, hijos de la Luna es llegar a sentir cómo es la llegada repetitiva de alguien a su sueño, de respirar la quietud del que sabe que llegará, volverá y una parte de su ser quedará en un lugar que para él significa vida. Ese lugar invisible al trazo de un mapa por la peregrinación continúa de sus habitantes, creyentes de la unión hombre-tierra.Seguir al pie de la letra la expedición es descubrirse en un allí, mirar con sus palabras, recibir con los brazos abiertos lo que le dan ciertos espacios que te posicionarán la emoción a la altura de un suspiro. Seguir sus pasos es escuchar a letra el grito de «no me despierten si esto es un sueño, porque es el sueño de mi vida».Si eres valiente y abres este cuaderno de bitácora, el paso de sus páginas será semejante a atravesar en papel el río más grande del mundo, el Amazonas. Notarás el zigzagueante serpenteo de su única forma, sus desembocaduras a otros cientos de ríos —como el Orinoco— en los que orillan poblados indígenas que viven parando la masiva contaminación del hombre, el individualismo, el consumo y la egolatría, por nombrar solo algunas de las cosas que la evolución nos ha ido otorgando con la revolución y con la mayor de las guerras: la posesión del hombre sobre todos sus contextos. Con sus corrientes y tormentas copiosas sentirás el arrastre del tiempo, el desapego de lo inservible, el stop al mañana y el play a la vida que no pesa, y ya no querrás alcanzar a imaginar infinitos porque son simplemente inexistencia. El futuro es ese sol que no atraviesa apenas el suelo de la selva amazónica, donde las altas torres de la verde selva impiden llegar a ver a más de cierta distancia de vida.Los yanomamis son los hijos de la Luna, los cuidadores de un solo destino: la supervivencia de la fauna más salvaje. Son aquellos que solo quieren contener los presentes, la presencia, la esencia, las miradas al hoy.Si inicias esta expedición podrás sentir cómo el aire que inhala atraviesa su ser como solo una cometa hace cuando vuela con el viento a favor. Es volver atrás en la historia del hombre, conocer modos de vida ancestrales en el siglo xxi, es transformar el paso y definir la vida a sabores y vistas nuevas, es sentirse solo en dos palabras: en paz.Porque viajar por sus letras es contener la captura, al igual que hace la foto cuando se mantiene apretado el obturador, para que entre la luz y las sombras desaparezcan. Es cerrar un aprendizaje y sentir bien apretado a dos manos contra tu pecho el crecimiento de alguien que no oso destruir, sino que es parte de una historia que aquí queda por escrito con su puño y letra, con el impulso inquieto de quien quiere demostrarnos que hay hogares que no tienen puertas, que el ser humano virgen todavía persiste y que no somos nadie si no dejamos las puertas de nuestra casa bien abiertas. Así que bienvenidos a su no sueño, a su realidad yanomami.

En el Salón de París, los nuevos escritores argentinos deslumbran a los franceses
En esta feria del libro se nota la tendencia por descubrir las letras jóvenes, como el caso de Selva Almada, que acaba de editarse en ese paísPARÍS.- Cuando el miércoles pasó por la torre Eiffel, ni bien llegada a esta ciudad, "fue como wow". Selva Almada, (Entre Ríos, 1973) nunca había estado en París, ni tampoco en Europa. Pero sus estudios ... lunes, 24 de marzo de 2014

Editorial: viveLibro


ISBN: 9788417689728
Idioma: Español
Formato: EPUB
Protección: Adobe DRM
Restricciones: Compartir: Permitido según las limitaciones (6 Dispositivos)
Disponibilidad: Sólo para clientes de Argentina
Cantidad de Páginas: 208
Nadie ha comentado aún.
Podés ser el primero en dejar tu comentario haciendo click aquí.
Novedades
MIS ÚLTIMOS VISITADOS